Comisión Nacional de los Derechos Humanos demandan agendar conocimiento del proyecto de Ley que modifica el régimen penitenciario por parte de Congreso. Manuel María Mercedes, presidente de los Derechos Humanos Foto: © Edgar Hernández Fecha:09/10/2017

SANTO DOMINGO, República Dominicana-. La Fundación Institucionalidad y Justicia, Inc. (Finjus) exhortó a los legisladores a corregir dentro del presupuesto nacional 2021 las partidas que distorsionan la labor legislativa y que a su juicio, es un manifiesto de “las gravísimas distorsiones” que arrastra el modelo político en materia de la correcta planificación, gestión y control de los recursos públicos.

En un comunicado de prensa, Finjus señaló lo “urgente” que es que el Congreso Nacional revise y corrija las partidas consignadas en el proyecto de presupuesto bajo la denominación de “Administración de Contribuciones Especiales”. “Se ha establecido que las partidas presupuestarias que en los últimos años se han disfrazado como “asistencia social” en realidad se han convertido en un instrumento que desvirtúa la función constitucional de los legisladores”.

En el marco de la situación sanitaria, social y económica que prevalece por efecto de la pandemia, Finjus dice que aplaude el gesto de algunos legisladores de renunciar voluntariamente a dichos privilegios. “Por esto resultaría contraproducente que desde el Congreso se respaldara una medida de esta naturaleza, destinando recursos del Estado para acciones que desnaturalizan sus funciones esenciales de representación, legislación y fiscalización”.

Agrega que resulta preocupante que, tanto en las partidas del Senado de la República como en las de la Cámara de Diputados, reaparezcan estos conceptos sobre los cuales se esperaba una superación de los mismos y que constituyó una importante promesa electoral de candidatos y agrupaciones políticas.

“Pese a que desde hace años diferentes instituciones internacionales y locales ha identificado un conjunto de prácticas históricas que sustentan el clientelismo, el despilfarro, la falta de transparencia y la impunidad, la sociedad dominicana está mostrando su preocupación ante la reiteración de esos errores en el Proyecto de Presupuesto del 2021”, explicó la organización.

Señaló que bajo el pretexto de asistir a las comunidades en tareas de salud, reparación de viviendas, ayuda por defunciones y otras formas de encubrimiento, en el Presupuesto del Senado y la Cámara de Diputados se han dilapidado miles de millones de pesos en los llamados Barrilitos, Cofrecitos, dietas, exoneraciones de dos vehículos, aportes para contribuir a festividades populares y otros.

Sobre nuevas cargas impositivas

En otro orden, Finjus consideró inaceptable la práctica de incluir nuevas figuras impositivas que vulneran el orden jurídico y lesionan la institucionalidad democrática, generando riesgos innecesarios para la seguridad jurídica del país y el clima de inversiones. Agravado, porque no ha existido previamente ninguna iniciativa para propiciar un amplio consenso nacional o un diálogo formal previo.

“Como hemos reiterado en otras ocasiones, agrega, la República Dominicana debe abocarse a explorar, identificar, definir y aprobar soluciones viables que permitan superar los retos que ha generado la pandemia. Sin embargo, debemos estar alertas ante medidas, sugerencias, o recetas que conducen a una desnaturalización de las instituciones del Estado o las funciones públicas”.

El Congreso Nacional se encuentra con una nueva oportunidad de sobreponerse a las presiones de quienes desean perpetuar un régimen de privilegios que es ilegal, que viola la razonabilidad de sus actos y lastima la confianza social en el Primer Poder del Estado

Fuente: Acento.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí